lunes, 1 de diciembre de 2014

Adiestra tu mente hacia el pensamiento positivo


Cambiar nuestra manera de pensar, o sea, adiestrarla hacia el pensamiento positivo es todo un proceso de aprendizaje, que debemos realizarlo todos los días, para que lo incorporemos de manera automática a nuestra forma de enfrentarnos todos los días a nuestras actividades cotidianas.
Este proceso, depende exclusivamente de tu fuerza de voluntad, de desear modificar tus actitudes erróneas frente a las adversidades que se te presentan a diario.
Esta es una entrega de las 10 primeras formas en las cuales te puedes basar para comenzar con tu cambio personal:
1. Comienza el día con buen humor y una gran sonrisa.
Tu día depende de cómo saludas a la mañana. Si nos levantamos de mal humor, sin dudas, vamos a ver todo desastroso, todo nos va a salir al revés de lo que deseamos. Pero si cuando te levantas, te das la bienvenida con energía y un gran espíritu emprendedor, todo te va ir muy bien, todo comenzara a salir como lo tenías programado. Todo depende de cómo pongamos nuestra mente, en positivo o negativo, nuestra energía es la que determina como nos saldrán los acontecimientos. NO quieres que el resto de la jornada sea un desastre ¿no? Entonces, ¡Sonríe! No cuesta nada hacerlo, vale la pena después de todo.
2. Dale tiempo a tu mente para que se oriente.
Tu mente necesita después de despertarse un rato para que se oriente, se acomode nuevamente a la realidad del día que comienza. Toma un buen desayuno, para reponer tus energías, date una ducha antes de salir a tus actividades, esto te reconfortara anímicamente. Antes de cruzar la puerta de tu casa, solo piensa cosas lindas, atraer con tu mente buenos recuerdos, para que tu cuerpo se invada de energía positiva y comiences con el pie derecho.
3. Plan de actividades para el día.
Para evitar errores que después deriven en una producción negativa de tus actividades diarias, realiza antes de salir, un repaso de cuál es tu primera ocupación del día. Planea cada una de las tareas que desarrollaras durante tu jornada que recién comienza, para que si te invaden pensamientos negativos, te rijas por el esquema que ya habías planeado. Asegúrate de que tus objetivos de hoy están claramente definidos y hayan sido absorbidos por tu mente. Esto lo puedes realizar antes de salir de la cama, solo para que abordes las cuestiones inmediatas que puedes solucionar.
4. Mantén tu mente enfocada en las cosas importantes.
Establece tus objetivos y prioridades de lo que piensas hacer. Visualiza tus acciones. Desarrolla una estrategia para hacerle frente a los problemas que se te puedan presentar. Concéntrate en las cosas que necesitas tomar en serio, pero al mismo tiempo, relájate y disfruta de lo que estás viviendo. De esta manera, los resultados serán favorables para ti.
5.  Aceptar los resultados logrados.
La vida es como un tobogán, a veces, las cosas están arriba y otras las tenemos en las manos, pero no significa que no puedas lograr lo que estabas deseando, no siempre salen como las planeamos. Pero no te enojes si esto te sucede. Lo importante, es toda la energía que pusiste para que las cosas salgan bien, quizás tarden un poco más de lo planeado, pero no tomes una actitud de derrota, todo lo contrario, si perseveras seguro que vas a lograr el éxito con el tiempo.
6. Prueba cosas nuevas y toma nuevos desafíos.
Toma la vida como un aprendizaje constante, siempre hay cambios pero también hay muchas oportunidades, solo debemos tomarlas en el momento justo.  Es muy bueno cambiar nuestras actitudes y la rutina diaria, siempre que lo hagas para mejorarte como persona.  Realizar cosas nuevas puede incluir nuevas opciones a tu proyecto, conocer nuevas personas, te pueden aportar nuevas ideas a tu vida. El flujo del pensamiento se dirigirá a mejorarse y los pensamientos negativos se irán de tu mente.
7. Haz un balance de tus deseos.
Vivimos en un mundo donde se da lo opuesto y la dualidad, el amor y el odio, ganancias y pérdidas, placer y dolor.  No podemos tener las dos cosas al mismo tiempo. Debemos aprender a mentalizarnos para solo atraer a nuestra vida, las cosas buenas, bellas y duraderas. Cuando desees algo, hazlo de corazón, debe ser un deseo real, autentico para que con tu energía positiva atraigas las buenas cosas de la vida.
8. Se realista.
Asegúrate de que lo que deseas es posible. Siempre tenemos la esperanza de que algo suceda en nuestras vidas, pero si no se concreta solo nos traerá decepción. Por ejemplo, si quieres reducir tu peso, sin dudas, que primero debes establecer cuanto quieres adelgazar, en que tiempo y realizar una dieta alimenticia para que tu deseo se concrete, de lo contrario, por el simple hecho de desearlo no lo lograras, siempre debemos hacer cosas o tomar decisiones, para que nuestros deseos sean reales.
9. Mantén un registro de tu salud mental y física.
De esta manera podrás saber cuán lejos puedes llegar. Conócete a ti mismo. No hay otra persona que puede decir quién eres en realidad. Descubre tus pasiones, las cosas que te movilizan. Dedícate tiempo para ti, lee libros que te interesen, escucha música, sueña con el día en el que estás viviendo y cuáles son tus gustos. Si te conoces a ti en tu integridad, te darás cuenta hasta que punto eres capaz de ir físicamente, mental y emocionalmente para lograr tus objetivos.
10. Aprende a amarte a ti mismo.
Antes recibir amor de otras personas, primero debes aprender a sentir amor por ti mismo. Asume un compromiso positivo hacia ti, cuando comiences a sentir confianza en ti mismo, se producirán pensamientos positivos en tu mente, esto atraerá buenas energías a tu alrededor.



Y ya sabes...
Quizás esta noche con Doña Pepa, puedas alcanzar tu sueño
Para cualquier tipo de información pincha aquí
Y si quieres seguirnos en FACEBOOK
Y si quieres twittearnos

Reacciones:

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More