lunes, 19 de enero de 2015

Rhipsalis, el cactus muérdago



Se le apoda "Cactus-muérdago" por su parecido con el muérdago europeo, especialmente por sus bayas blancas cuyas semillas germinan en las ramas de los árboles. A diferencia del muérdago, el Rhipsalis-Bacheffea no es un parásito: el árbol es su soporte pero la planta no se nutre de él.
Se trata de cactáceas epífitas, es decir de plantas que se desarrollan sobre otras plantas, en este caso sobre los troncos y las ramas de árboles de las selvas tropicales. Si se considera con más atención, los rhipsalis son una clase que abarca numerosas especies de aspectos muy variados. Ya de por si decorativos por su aspecto vegetativo, lo son aun más cuando se cubren de flores o de frutas. Y la gran cantidad de especies es precisamente una de las causas de la confusión que suele imperar a la hora de identificar el rhipsalis.
El Rhipsalis-Bacheffea (deriva del latín "bacca": baya) es una planta de porte caído, de tallo cilíndrico fino, de color verde pálido que puede ser cultivada en cestas colgantes. Las flores estrelladas son con frecuencia pequeñas y blancas pero pueden también ser verdosas y las siguen bayas blancas translúcidas que recuerdan las bayas del muérdago




Reacciones:

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More