lunes, 29 de diciembre de 2014

Como plantar tomates en casa. Crea tu huerta en macetas



No sólo es una hortaliza muy saludable repleta de vitaminas y minerales, sino que además, su cultivo es muy sencilloy cómodo. Por eso, si estás pensando en cultivar el tomate en casa, toma nota de los siguientes pasos.
¿Qué necesitas?

Semillas: Lo primero que tienes que hacer es conseguir las semillas del tomate. En casa, seleccionamos los tomates más maduros, los partimos por la mitad y sacamos el jugo con las semillas a un vaso. Lo mantendremos tres días para que fermente y poder proceder a su lavado. Los tres días posteriores serán para su secado.

Tierra
 La puedes mezclar con moho, estiércol o fertilizante ó directamente, comprar sacos de tierra que portan sustratos especiales.
Maceta: 
Necesitas un recipiente como una maceta, contenedor o bandeja. Es aconsejable que sea de unos 50 cm de profundidad y de diámetro y con agujeros en la base. Es recomendable que la maceta para cultivar sea de plástico.

Cuándo y donde cultivar
Dependiendo de la cuidad en la que estás, los meses para la siembra variarán. En España, finales de febrero y principios de marzo es la época idónea para iniciar la siembra.
Si vives en ciudades muy frías, espera un poco más. Pero, si por el contrario tu cuidad es de clima cálido, adelante. Ya es el momento para sembrar y poder realizar después, su trasplante.
El tomate se puede cultivar desde febrero hasta junio, así que ya puedes empezar a preparar el contenedor. No puedes olvidar que hay que plantar las semillas unos dos meses antes de trasplantarla, que se hará con temperaturas más elevadas.
El tomate puede ser cultivado en muchos tipos de tierra, pero será mejor que sea tierra fértil y seca. El pH recomendado gira en torno a 6. Asimismo, puedes mejorarla con materiales orgánicos como el estiércol. Si la tierra es arenosa puedes utilizar también fertilizantes.
La ubicación será esencial para su crecimiento por lo que debes asegurarte de que el lugar es cálido y le da la luz.
Como cultivarlo:
Lo primero es preparar la maceta. En esta tienes que echar la tierra con un sustrato de calidad hasta la mitad. Añade un poco de agua y esparce las semillas separadas entre sí. Después, rellena la maceta con la tierra restante que puede mezclarse con fertilizantes.
Las semillas tendrán que estar a 1cm aproximadamente de profundidad y puedes cubrir la jardinera con un plástico, pero siempre manteniendo la ventilación y sin tocar el sustrato.
Para que crezcan con fuerza, la expondrás al sol directo por lo menos medio día (mínimo 6 horas) y controlaras su riego.
Cuando tu planta llegue a los 15 cm de altura aproximadamente y deje ver sus primeras hojas, significa que es el momento de trasplantarla a su lugar definitivo.

Cuidados:
Los cuidados de esta planta son mínimos. Solo bastará con saber que requiere una gran cantidad de agua y un clima cálido.
Necesita un clima caliente. Su temperatura ideal es de 20 °C, aunque con 15 °C ya puede crecer.
El riego es fundamental. Necesita mucha agua, así que lo harás una vez al día.
El sustrato lo podemos enriquecer con compost.
Un buen drenaje es esencial porque no puedes permitir que se encharque. La maceta debe tener un buen desagüe.


Y ya sabes...
Quizás esta noche puedas alcanzar tu sueño
Para cualquier tipo de información pincha aquí
Y si quieres seguirnos en FACEBOOK
Y si quieres twittearnos

Reacciones:

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More