viernes, 29 de marzo de 2013

Taller de Visualización creativa (III). Ejercicios


CLASE Nº1 : APRENDIENDO A RESPIRAR
En primer término, antes de comenzar este breve pero importante curso básico, lo que debes aprender es la respiración.
Porqué?
Porque la respiración es de vital importancia y es la que nos ayuda a entrar en un estado de relajación en el cual podremos visualizar mejor o imaginar mejor lo que queramos para nuestra vida y de ese modo crear la corriente de energía positiva para que esto se realice.
Aprendiendo a controlarla, poco a poco podrán controlar el nerviosismo y la ansiedad y lograremos revitalizar a todo el organismo.
Comencemos entonces.
Busca un lugar donde te encuentres cómoda/o y en donde puedas relajarte sin ser interrumpido.
Siéntate en una silla o sillón muy cómodo, con la espalda recta y bien apoyada en el respaldo.
La energía tiene que fluir libremente y por ello la columna vertebral deberá estar recta.
SI quieres y esto te ayuda, puedes poner una música suave, y en un tono bajo, para no interferir en tu concentración.
Ahora cierra los ojos, y comienza a respirar, por la nariz, inspira, lo más que puedas, elevando tu abdomen, es decir, estarás practicando una respiración abdominal, concéntrate en llevar todo el aire a tu abdomen, para lo cual deberás inflarlo, literalmente, con el aire que entra por tu nariz.
Trata de retener ese aire unos instantes, no demasiado y luego exhala por la nariz muy lentamente.
Si te ayuda, puedes realizar un conteo mental al inhalar y luego al retener, y exhalar en la misma cantidad que inhalaste.
La retención si conteas deberá ser de no más de 5 al principio o lo que puedas, pero no más al principio porque te puede dañar.
Luego de esta respiración, haz otra más, del mismo modo, así comenzaremos por 3 veces iguales.
Comenzamos con pocas respiraciones ya que si no tienes la práctica te puedes marear.
Al respirar estamos oxigenando el cerebro, por ello es tan importante para estos ejercicios.
Practica durante estos días, todos los días solo la respiración, si puedes ir aumentándola progresivamente, mejor, no pienses en otra cosa que no sea la respiración y te resultará luego más fácil concentrarte en lo que verás en el curso básico.
Esta práctica conviene hacerla por la mañana, y por la tarde si es posible, pero no antes de ir a dormir, ya que no podrás conciliar el sueño. 
La respiración te oxigena y despeja la mente, por lo tanto hazlo solo por la mañana si por la tarde no tienes tiempo.
Una buena práctica para limpiar y purificar la mente es hacerla antes de salir a trabajar o comenzar tus tareas diarias, y luego al finalizarlas, por ejemplo cuando regresas de tu trabajo. 8 Nota: aquí finaliza la primer entrega. Lo fundamental a tener en cuenta es que debes practicar, ya que la respiración que hagas será siempre la que te ayudará a lograr una correcta visualización, si no sabes respirar, no lograrás visualizar, es por ello que primero deberás practicar hasta que te llegue la clase2, en la cual deberás tener bien claro como respirar.
Recuerda, sin la práctica no se logra absolutamente nada.
Paciencia y práctica son los secretos del éxito.
Visualizando tus éxitos 

Gracias por leernos: Patricia Sánchez de León, Alcanza tu sueño

Reacciones:

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More