lunes, 2 de julio de 2012

Etocanarias y amigo fiel... Gracias por existir

Hoy mi post va dedicado a las mascotas esos bichos que a veces nos traen o al menos a mí me traen de cabeza. Recuerdo tener mascotas en casa desde siempre, lo cierto es que no concibo mi vida sin perros mi primera perra Laika era una mezcla de pequinés y lo cierto es que era la cosa más mala de este mundo, sólo tenía ojos para mi padre el resto eramos esas cosas que le quietaban el cariño de su dueño. Después de Laika vinieron Pongo y Perdi un par de cachorros de Boxer que eran la cosa más buena del mundo y que estaban destinados a un almacén pero gracias a mi insistencia terminaron en casa. Pongo vivía con mi abuela y recuerdo de él que era un perro que todos los días tenía su ritual iba a Las Canteras a darse un baño y siempre venía lleno de arena, Perdi era una perrita extremadamente cariñosa y la verdad que nunca me he tropezado con unos hermanos tan bien compenetrados, tanto que cuando los fines de semana ibamos al campo se aliaban para robarle a mi abuela el queso que compraba. Jamás se me borrará de la cabeza ver a Pongo con un queso en la boca, Perdi corriendo detrás y mi abuela corriendo detrás de mis perros. Perdi convivió en casa con Confital, lo llmamanos así porque nació en el Confital y era el perro mas "macarrilla" que he tenido, con él me enamoré de los terriers nervio y mucha curiosidad, me encantó y me las lio gordas en su momento pero era encantador, con Confital vino la niña de mis ojos Golfa, una mezcla de Bóxer y Stafford que me enamoró desde que la vi. Con golfa y Confital se montó la familia potato como los llamaba yo y vino Motz única superviviente de un despiste al tener una perra en celo y un macho en casa. Nunca nos arrepentimos de tenerla, es más con diferencia la más lista de tod@s los amigos peludos que han pasado por casa y una luchadora nata, que peleó con con un cáncer fulminante un tumor tan raro que se la tendría que haber llevado a los 6 meses de tenerlo y vivió dos años con quimio y cuidados tiró bastante bien hasta que le llegó la hora el día después de mi padre.

Etocanarias
Después de mis niños llegó mi machango favorito Bartolo, que después de unos disgustos y gracias al veterinario me encontré con el motivo de este post, que no es otro que el adiestramiento canino y la profe de Tolo Inma, gracias a la cual pase de tener un "peligro" a un perro más tranquilo y relajado la verdad es que la recomiendo aunque se que parte del exito es mi trabajo con Tolo sin sus pautas no lo habría conseguido y gracias al pienso de mi amigo Lillo antiguo compañero de estudios que se ha atrevido a lanzarse al mundo empresarial con amigofiel, gracias a ellos he descubierto lo importante que es en el equilibrio de Tolo que no tenga problemas de piel para evitar sus nervios :-).
Por eso el post de hoy va dedicado a mis chuchitos, a Inma y Etocanarias y a Lillo y amigo fiel.

Reacciones:

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More