martes, 15 de mayo de 2012

Cuarto encuentro del Rich Dad Canarias

Hoy les voy a hablar de un encuentro que se hace en Gran Canaria, concretamente en el Círculo Mercantil en Las Palmas.
Desde hace uno cuantos meses se celebra el encuentro mensual del Rich Dad Canarias, que con mucha ilusión y ganas lo empezó Mónica. Proyecto que afortunadamente conozco y participo en el desde que era una pequeña semillita y empezó a gestarse hasta lo que es hoy en día.
Cuando empezamos, era una reunión de amigos que quedó por primera vez para jugar al juego basado en el libro de Kiyosaki Rich Dad, Poor Dad y esta es literalmente la impresión de Mónica en su blog y la sensación general que todos tuvimos porque quedamos encantados:



Tengo que admitir que tenía mis dudas (pequeñas, eso si) sobre el éxito del primer encuentro Cashflow. ¡¡Nada más lejos de la realidad!! El encuentro fue todo un éxito.

Éramos ocho participantes. Sólo dos habíamos jugado conocíamos el juego. Comenzamos el encuentro hablando sobre el autor, Robert Kiyosaki, y su descripción de lo que es un Activo y un Pasivo. Un Activo es todo aquello que “mete” dinero en tu bolsillo y un Pasivo todo aquello que “saca” dinero de tu bolsillo. Sencillo ¿verdad? Nuestra casa fue el ejemplo elegido. Muchas personas piensan que cuando compran una casa para vivir, están adquiriendo un activo. ¡¡Craso error!! Siempre se tratará de un pasivo, ya que lo único que hace es “sacar” dinero de tu bolsillo (hipoteca, seguro, gastos de agua y luz, arreglos...). Una vivienda será un activo cuando produzca ingresos en nuestras cuentas, es decir, cuando nos de una rentabilidad... como cuando la alquilamos.


Una vez hecha esta pequeña introducción, explicamos brevemente el juego. Disponíamos de dos tableros pero como era nuestra primera vez y estábamos tanteando el juego, decidimos jugar por parejas y utilizar solo uno.

Cada pareja eligió, al azar, su carta de profesión. Las seleccionadas fueron: un piloto de aerolínea, un conserje, un médico y un profesor. Rellenamos la Hoja de Balance mientras lo explicábamos. Repartimos el dinero (el primer salario más los ahorros iniciales). Cada pareja lanzó los dados para ver quién comenzaba la partida y ya estaba todo preparado para empezar.


¡¡QUE COMIENCE EL JUEGO!!

Debo decir que mi compañera de juego es una artista de los números, y que gracias a ella terminamos con un estado de cuentas muy bueno. Ayer aprendí mucho de ella, de la forma que tiene de llevas las cuentas, como se adelanta a la jugada, como amortiza para disminuir los gastos mensuales y así poder salir antes de la Carrera de Ratas. ¡¡Genial Patri!!. Cierto es, que tuvimos mucha suerte con una carta de Mercado que nos compró una casa por muchísimo más de lo que habíamos pagado por ella. Gracias a este movimiento fue todo bastante bien y eso que nuestro hijo (caímos en la casilla de bebé) nos costaba 640$ al mes.

En el resto de las parejas la suerte estuvo más repartida. Hubo de todo. Varios despidos, unos cuantos bebés, oportunidades fallidas,etcétera.

MEJOR CADA 15 DÍAS

Sin darnos cuenta, se nos hicieron las 21:00 horas. Llevábamos jugando desde las 17:30 (o un poquito más tarde). ¿Lo mejor de todo? Que querían seguir jugando. Para mi, eso fue como un regalo al esfuerzo y tiempo que he dedicado a preparar este encuentro (crear el blog, preparar varios juegos, darle publicidad con artículos llamativos, buscando vídeos explicativos...). ¿La pena? Que teníamos que irnos porque cerraban el local donde estábamos jugando.

Mientras recogíamos todos los billetes, cartas, hojas de balance y demás, me preguntaron cuando sería el próximo encuentro.

En principio, la idea era hacer un encuentro mensual”, respondí.

¡¡Noooo!! ¡¡un mes es mucho tiempo!! Mejor antes”, me dijeron.

Me quedé sorprendida y contenta, muy contenta. “Les ha gustado”, pensé. “Todo el esfuerzo ha valido la pena”.

Contesté: “No hay problema. Podemos hacer un encuentro cada quince días. ¿Que prefieren? ¿Comenzar una nueva partida de cero o continuar con esta?

¡¡Continuar con esta!!” me dijeron.... esto entre tú y yo ¿eh?... no se lo digas a nadie... para mi que alguno estaba un poco picado jajajaja … lo entiendo, yo también lo estaría. También debo admitir que si no fuera por mi pareja, igual no me hubiera ido tan bien.. o si.. nunca se sabe.

APRENDER JUGANDO

Me ha encantado este primer encuentro. Estoy muy feliz. Todas las personas que asistieron me hicieron un gran regalo y les estoy agradecida.

La idea de aprender mientras juegas, te diviertes, conoces gente nueva... es... no sé como expresarlo... un lujo en toda regla.

Estás continuamente aprendiendo. De tu pareja de juego, del resto de jugadores. Ves como no solo influyen tus decisiones sino que el azar también juega un papel importante... ¡¡como la vida misma!!.

Nos quedamos todos encantados, tanto que queríamos que se jugara cada 15 días, pero decidimos que mejor una vez al mes para eso de conservar las ganas y que no se convirtiera en algo tedioso con el tiempo. Me sorprendió lo instructivo que era este juego y lo realmente complicado que es acabarlo.
A partir de ahí hemos asistido a reuniones mensuales que poco a poco han ido integrando más actividades, lo siguiente que se le unió al Cash Flow ( el juego en el que se basó el libro de Kiyosaki) fueron las charlas, la primera fue con el estreno de la charla del Sistema Jars, método que aún practico y que me ha venido a mí y a los compañeros que lo practican de perillas, cuando lo oí por primera vez me dije ..."bueno vale, vamos a probarlo" y reconozco que el primer mes fue y lo digo literalmente "angustioso", tuve que reeducar en ese sentido mi cerebro y no me arrepiento.
Despues de las charlas llegó a nosotr@s El Sorprendedor, un libro-juego que no eja indiferente a nadie y empezaron los encuentros mixtos.
A partir de aquí todo parece ir rodando y rodando con lo que confirmamos que mente positiva atrae acontecimientos positivos. Prueba de ello fue que conseguimos que Sergio Fernandez co-autor de El Sorprendedor viniese a dar una charla a Gran Canaria. 
Sobre el encuentro decir que fue un exitazo enorme,  y un enorme éxito el siguiente encuentro del RDC.
Y después vino el encuentro de este mes, en el que por fin me he atrevido a dar mi primera charla en el Playworking. De la que me siento orgullosa, vale no soy profesional pero me he atrevido que es lo que aún saboreo.
Y para muestra el botón del RDC del sábado pasado:





Espero que la disfruten... Yo lo he hecho :-)






Reacciones:

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More